« »

Educación propuso a las Universidades desarrollar en conjunto una secundaria virtual para adultos

La semana pasada, las Universidades Nacionales celebraron un nuevo plenario del Consejo Interuniversitario en Hurlingham donde, entre otras cosas, aprobaron el proyecto de presupuesto universitario. Este encuentro, no solo reunió a las autoridades de las casas de altos estudios, sino también, a las de la cartera nacional de Educación que presentaron acciones realizadas por esta, y en particular, la Secretaria de Educación, Silvina Gvirtz, propuso algunas iniciativas que buscan que las Universidades acompañen y colaboren.

Una de ellas, tiene que ver con la creación y desarrollar del Programa Federal de Educación Secundaria Virtual para personas jóvenes y adultas que no hayan iniciado o finalizado sus estudios obligatorios. Esto, basado en el artículo 29 inciso g) de la Ley de Educación Superior, que expresa claramente que las instituciones universitarias tienen que “Impartir enseñanza, con fines de experimentación, de innovación pedagógica o de práctica profesional docente, en los niveles preuniversitarios, debiendo continuar en funcionamiento los establecimientos existentes actualmente que reúnan dichas características”.

La secretaria Gvirtz, marco que las características que quieren darle a esta propuesta tienen que ver con, por un lado, una estructura modular, que trabaje en base a problemas y la resolución de problemas. Y por el otro, una propuesta que pueda acreditar saberes aprendidos por los adultos que van a iniciar la educación secundaria, es decir, “si un adulto tiene el título de primaria, pero acredita los saberes correspondientes, por ejemplo, al módulo 1 y al módulo 2, directamente se lo inscribe y empieza a cursar en el Módulo 3”.

Esta escuela secundaria virtual, va a trabajar sobre 7 núcleos de aprendizaje, y la propuesta pretende que las universidades se vinculen en el armado de una plataforma virtual, donde los estudiantes tengan un acompañamiento integral, con la búsqueda de tener “una tasa de graduación que supere, holgadamente, el 50% de graduados” marcaron desde la secretaria.

Dicha estructura modular se divide en cinco módulos, donde cada uno de estos tiene una duración cuatrimestral, con lo cual, “si se hace todo en tiempo y forma, la graduación se podría dar en dos años y medio, con una cantidad de 3.000 horas en total”, decía Silvina Gvirtz a las rectoras y rectores. Además, destaco que los siete núcleos de aprendizajes están vinculados a lengua, matemática, pensamientos científicos, convivencia democrática, alfabetización digital, Economía y Finanzas, y herramientas para el desarrollo laboral.

“El módulo 1 tiene dos niveles, y la idea es que sea presencial o, por lo menos, con una estructura mixta, para que aquellos que ingresen aprendan, porque uno no puede dar por hecho que saben o que tienen algún nivel de alfabetización digital. Entonces, la idea es que el módulo 1 pueda tener una cierta presencialidad para que puedan aprender a usar la plataforma y las herramientas con las que vayan a trabajar las universidades”, aclaró Gvirtz.

Sobre la plataforma virtual que crearían las Universidades Estatales, seria mixta, con una modalidad sincrónica y asincrónica, tutorías y asistencias, y además, las posibilidad de un espacio físico de trabajo en las universidades o para aquellos que estén lugares alejados a estas, mediante convenios entre las universidades y escuelas secundarias para un trabajo en conjunto. Estas plataformas provistas por las casas de altos estudios, brindarían un acompañamiento integral, contando con un coordinador general, docentes o tutores pedagógicos por módulos, facilitadores que acompañan a los tutores y técnicos que asistan en el uso de la plataforma.

La secretaria de Educación nacional señalo también que “En el nivel 1 del módulo 1, se trabajaría lectura, técnicas de estudio, comprensión de textos e integración y, en el nivel 2, conocimientos de la plataforma y técnicas de estudio digitales. A cada módulo lo tienen que atravesar estos siete núcleos de aprendizaje, pero, la idea es que cada módulo trabaje con uno o varios problemas a ser resueltos, no que se trabaje por disciplina, sino por problemas que integren las disciplinas”.

Vale destacar que, el módulo 1 también es en donde se realizaran la evaluación para la acreditación de saberes.  Por ejemplo, los saberes de escuela primaria, la pedagoga marco que en este caso “sí puede suceder que un estudiante no la tenga acreditada, pero tenga los saberes necesarios como para iniciar la cursada, en cuyo caso se lo va a acreditar y va a empezar a cursar la secundaria, si no, entonces si tiene que hacer primaria de adultos que no es parte de la oferta que estamos poniendo sobre la mesa”.

La acreditación de saberes, se va a hacer respetando contenidos mínimos: cuando no hay certificación en primaria se van a evaluar los núcleos de aprendizaje prioritarios de sexto o séptimo grado de primaria, en Matemática, Lengua, sociales y naturales. Cuando no hay una analítico de la secundaria que acredite los saberes se evaluarán los contenidos de los diferentes módulos. En el caso que cuente con analítico secundario, pasara de acuerdo al año finalizado.

Como serán las evaluaciones basadas en capacidades  

En esta premisa que tiene el programa federal de escuela secundaria virtual de trabajar en base a problemas y la resolución de estos, Silvina Gvirtz comento que “la idea es que los estudiantes, cuando terminen un módulo puedan resolver temas que tienen que ver con comprensión de textos complejos, pero también, con saberes vinculados, por ejemplo, a las ciencias naturales”.

En medio de su intervención en el plenario de rectores y rectoras, la Secretaria Gvirtz procedió a leer un ejemplo tomado de una prueba PISA, sosteniendo que la idea es que aprendan a comprender textos complejos.

Primero, el texto de la izquierda dice, «consulte el artículo síndrome de despoblamiento de colmenas que encontrarás a la derecha y escribe tu respuesta». A continuación, uno leería dicho texto y cuando uno vuelve al texto de la izquierda, este termina de completar la información y cierra con una pregunta a responder. “Entonces uno puede resolver la pregunta teniendo una comprensión cabal del texto, pero también sabiendo ciencias naturales, y leyendo el texto va a aprender ciencias naturales, pero, lo importante es que acá hay una correlación entre dos aprendizajes prioritarios, alfabetización lectora y Ciencias Naturales”, decía la Doctora en educación por la UBA.

A continuación, se muestra otro ejemplo de evaluación, el cual incorpora gráficos con problemas, que hacen a la probabilidad estadística y a la alfabetización matemática. Gvirtz insistió que la idea es “trabajar con estas alfabetizaciones y de este modo en donde se trabaja resolución de problemas, fortalecimiento de generación de hipótesis, probabilidad estadística en matemática, etcétera”.

En síntesis, este programa está pensado para mayores de 18 años que no hayan terminado sus estudios obligatorios secundarios, tiene una estructura modular basada en núcleos conceptuales con acreditación de saberes, se espera que la tasa de graduación supere holgadamente el 50% de los inscriptos, y el financiamiento de perfiles generales y pedagógicos estaría a cargo del Ministerio de Educación, pero se haría un traspaso a las universidades quienes llevarían adelante este programa.

“Esta es una propuesta en la que nos gustaría, desde el ministerio, que las universidades se involucren participen y desarrollen esta educación secundaria virtual para adultos” cerro Gvirtz. Ahora restara que las casas de altos estudios se postulen y sean seleccionadas para dicho programa, y a su vez, resta el lanzamiento oficial por parte de la cartera educativa de esta iniciativa.

Noticas relacionadas