« »

El ciclo lectivo 2022 de escuelas primarias y secundarias tendrá 190 días de clases

El pasado jueves 22 de octubre se llevó adelante una nueva reunión del Consejo Federal de Educación con la participación de las autoridades de las 23 provincias y de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (CABA), con el objetivo de tratar temas como la finalización del ciclo lectivo 2021 y el inicio del 2022, así como también, definir el calendario escolar de este último.

La 112° asamblea presidida por el ministro de Educación nacional, Jaime Perczyk, reunió a las ministras y los ministros de las 24 jurisdicciones educativas. En esta reunión, se acordó el 2 de marzo como fecha de inicio para el ciclo lectivo 2022 en todo el país -a excepción de CABA que comienza el 21 de febrero y Corrientes el 14 de febrero- y el establecimiento de, al menos, 190 días de clase con la posibilidad de que cada jurisdicción defina sumar días y horas para priorizar los aprendizajes afectados por la pandemia de COVID-19 y la recuperación de los tiempos escolares. Además, se fijaron 15 días de vacaciones durante todo el mes de julio para que cada una de las jurisdicciones seleccione dos semanas a fin de promover el turismo local y entre provincias.

Al comenzar el encuentro, el ministro Perczyk dijo: “El calendario escolar 2022, que hoy aprobamos, establece al menos 190 días de clase. Esta decisión es una expresión de justicia social y el reconocimiento de todo el sistema educativo”. Y luego agregó: “Debemos diseñar y establecer políticas públicas, estratégicas y de financiamiento para ir a buscar a cada chica y cada chico que se nos fue de la escuela, y garantizar la presencialidad plena. Son 190 días para priorizar contenidos y recuperar aprendizajes”.

Además, explicó la importancia que tiene para las alumnas y los alumnos tener más jornadas en las aulas: “Tener más tiempo, más días y más horas de clase es una de las variables para poder enseñar y aprender más y mejor. Es nuestra responsabilidad porque en un año y medio no pudimos enseñar, y las chicas y los chicos no pudieron aprender de igual manera a pesar del gran esfuerzo que se hizo”.

“La relación con la escuela durante este año y medio fue distinta. Hubo estudiantes que no pudieron seguir a distancia o que tuvieron una vinculación no permanente. Este es el principal problema, y además hay que priorizar contenidos y ver cuáles son los núcleos centrales que las pibas y los pibes tienen que aprender”, señala el funcionario.

El avance sostenido del proceso de vacunación de la población y el mejoramiento de las condiciones sanitarias, permite el retorno a la presencialidad plena siempre contemplando todos los cuidados de la salud. En ese sentido, el Gobierno nacional está implementando el programa “Volvé a la escuela” con una inversión de $5.000 millones para acompañar el regreso al sistema educativo de las y los estudiantes que se desvincularon, como consecuencia de las condiciones impuestas por la pandemia, y lograr la recuperación de los saberes.

Noticas relacionadas