« »

El CIN participó de la campaña continental en defensa de la universidad y la ciencia

La presidenta del Consejo Interuniversitario Nacional (CIN), Prof. María Delfina Veiravé, y el vicepresidente, Lic. Rodolfo Tecchi, participaron esta tarde del conversatorio «La defensa de la universidad y la ciencia en Argentina en tiempos de pandemia» en el marco de la campaña continental en defensa de la universidad y la ciencia, una instancia de diálogo organizada por el espacio Espacio Latinoamericano y Caribeño de Educación Superior (ENLACES) que nuclea a organizaciones universitarias de toda Latinoamérica.

 

Tecchi inició su disertación recordando que la universidad argentina vio caer todos sus planes previstos para este año con el inicio de la cuarentena. «Todas las universidades estuvieron buscando de qué manera, a través de sus sistemas virtuales e, incluso, desde las aplicaciones móviles, podían mantener el enlace entre estudiantes y docente», rememoró. A partir de ello, y en reconocimiento del acceso «inequitativo» a las redes, destacó: «Las universidades públicas pudimos poner becas de conectividad que, aunque no resolvieron el problema, lograron que la situación sean menos complicada».

 

Asimismo, el vicepresidente del CIN subrayó que «se ofrecieron, desde la ciencia y la tecnología universitarias, soluciones ante la pandemia». A partir de esta realidad, explicó que la universidad pública «debe ser defendida porque es el motor del desarrollo del país porque puede aportar ideas nuevas, innovadoras, para construir una sociedad más justa».

 

Por su parte, Veiravé aseguró que Argentina tiene un sistema universitario mucho más democratizado en el acceso que los otros países de la región: «Aquí el 80 por ciento de los estudiantes cursan en las universidades publicas y se cumple la premisa de que la educación sea un bien social y no de mercado, porque es un derecho humano y universal que debemos seguir garantizando a través de políticas y programas».

 

En esa línea, para la presidenta el financiamiento debe estar asociado a la autonomía universitaria porque las universidades pueden tener todo el capital de recursos para abocar sus grupos de investigación a resolver problemas acuciantes para la sociedad, como fue con la pandemia. «Tenemos por delante desafíos: la relación entre autonomía y planificación respecto al desarrollo de los sistemas universitarios y, también, la asociación del trabajo universitario con el desarrollo social y productivo a partir de las enormes desigualdades», completó.

 

Noticas relacionadas