« »

Entregan premio a la innovación al desarrollo de una plataforma de diagnóstico temprano de cáncer

La segunda edición de este galardón que busca apoyar la ciencia argentina para el bien común y el avance de la tecnología registró 60 proyectos presentados.
La segunda edición de este galardón que busca apoyar la ciencia argentina para el bien común y el avance de la tecnología registró 60 proyectos presentados.

Por segundo año consecutivo tuvo lugar la entrega de la edición 2022 del Premio Merck–CONICET de Innovación en Ciencias de la Salud, distinción que cuenta con el apoyo de la Embajada de Alemania. El acto se llevó a cabo en el auditorio del Centro Cultural de la Ciencia y contó con la presencia del Ministro de Ciencia, Tecnología e Innovación, Daniel Filmus; la presidenta del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET), Ana Franchi; la Directora General de Merck Argentina, María Sol Quibel; y el Encargado de Negocios de la Embajada de la República Federal de Alemania en Argentina, Peter Neven.

La convocatoria a este premio promueve un objetivo estratégico compartido por el CONICET y la compañía Merck Argentina: apoyar la ciencia argentina para el bien común de la sociedad y el avance de la tecnología en nuestro territorio.

En esta edición se presentaron 60 proyectos con base científica y/o tecnológica en el campo de la salud. El ganador fue Emanuel Campoy, por su proyecto “Desarrollo y validación de una plataforma tecnológica de alta sensibilidad para el diagnóstico temprano de cáncer”, que recibió la suma de $3 millones. Campoy es investigador del CONICET en el Instituto de Histología y Embriología de Mendoza “Dr. Mario H. Burgos” (IHEM, CONICET-UNCUYO).

La novedad de este año fue la entrega de una distinción especial al segundo puesto, al que se otorgó un subsidio de ayuda a la movilidad por un valor no mayor a $1 millón, destinado a una misión a la República Federal de Alemania en el transcurso de 2023. Esta distinción fue otorgada por el Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación por primera vez y la recibieron Cintia Belén Contreras, investigadora del CONICET en el Instituto de Nanosistemas (INS-UNSAM) y Alejandro Cagnoni, investigador del CONICET en el Instituto de Biología y Medicina Experimental (IBYME, CONICET- F-IBYME) por su proyecto “Nanovehículos inteligentes para inhibidores de Galectina-12”.

Durante el acto, las autoridades hicieron entrega de los diplomas y distinciones a las y los representantes de los proyectos finalistas.

Acerca del proyecto ganador: “Desarrollo y validación de una plataforma tecnológica de alta sensibilidad para el diagnóstico temprano de cáncer”

En los últimos años el manejo clínico de pacientes oncológicos pasó de una estrategia de tratamiento empírico basada en el perfil clínico-patológico de las y los pacientes, a una estrategia de tratamiento basada en biomarcadores que definen el perfil molecular de los tumores. Este cambio de paradigma conduce a lo que se denomina medicina personalizada de precisión.

El grupo liderado por Emanuel Campoy trabaja en el estudio de biomarcadores epigenéticos en tumores humanos relacionados con el desarrollo del cáncer. A partir de los resultados de sus investigaciones, desarrollaron un algoritmo de selección de biomarcadores epigenéticos que se materializó en una plataforma bioinformática propia. Esta herramienta permite hallar biomarcadores para diagnóstico temprano y seguimiento de pacientes con cáncer a partir de fuentes de información diversa, derivada de miles de tumores de distinto origen y localización en el cuerpo.

A la par de la plataforma, idearon una tecnología capaz de detectar con alta sensibilidad y especificidad los biomarcadores epigenéticos en sangre de pacientes con cáncer. Recientemente validaron la tecnología en un sistema artificial y actualmente están enfocados en alcanzar la validación de la prueba de concepto clínica, empleando muestras derivadas de pacientes con cáncer colorrectal (CCR) a partir de la asociación con un centro especializado en el diagnóstico de esta enfermedad. Comenzaron con CCR dado que ya existen en la práctica clínica biomarcadores epigenéticos validados como es el caso de la metilación del gen SEPT9.

Noticas relacionadas