« »

La preocupante situación de los estudiantes de ciencias de la salud que necesitan realizar la PFO

Las carreras de ciencias de la salud requieren de esta instancia, en el último año, para poder acreditar y finalizar el grado. Se trata de las prácticas profesionales de estudiantes de Medicina, Enfermería, Obstetricia, Odontología, Kinesiología y demás carreras de esta área. 
Las carreras de ciencias de la salud requieren de esta instancia, en el último año, para poder acreditar y finalizar el grado. Se trata de las prácticas profesionales de estudiantes de Medicina, Enfermería, Obstetricia, Odontología, Kinesiología y demás carreras de esta área. 

Luego de reclamos, manifestaciones en redes sociales, con campañas desde las federaciones universitarias regionales y nacional, de proyectos de declaración en el ámbito legislativo nacional y en cada jurisdicción, la situación de los estudiantes de los últimos años de carreras del área de ciencias de la salud de la gran mayoría (por no decir todas) las universidades del país sigue siendo preocupante, angustiante, y llena de incertidumbre.

 

Más de 170 días de aislamiento social donde, en casi todos los casos, los estudiantes pudieron realizar solo el 20% de las actividades que corresponden a la Práctica Final del último año de la carrera, con trabajos de simulación y laboratorio, que se aprobaron los protocolos en particular para cada facultad en cada universidad argentina, porque, tal como ya le habían contado a este medio, “la situación en cada institución es distinta con respecto a esta instancia”. Distinta, no solo por la cantidad de alumnos que están atravesados por esto, sino también, porque los convenios que se realizan con el sistema de salud de cada provincia son diferentes, obviamente, en cada jurisdicción. 

 

A raíz del aislamiento, como pudimos ver allá por fines del mes de marzo, es que la dirección generalizada fue tomar la virtualidad como la respuesta a todo incluso la educación, y también en este caso, la educación universitaria. “Nosotros nos encontramos con la imposibilidad de reemplazar la práctica por instancias virtuales porque su naturaleza es presencial y en el sector en salud”, nos dice Florencia Dalla Fontana, estudiante del último año de Medicina, quien habló con Data Universitaria para contar la situación de esta cohorte que no puede realizar, todavía, la PFO. 

 

“La verdad es que nos encontramos en un escenario de incertidumbre extrema, porque, tampoco existen al corriente mes, o sea, ya estamos a septiembre de 2020, no existe ninguna determinación, ninguna decisión en vista de poder retomar esas prácticas”, agregaba también. 

 

Solo en la provincia de Santa Fe, entre las dos universidades que cuentan con Facultades de Ciencias Médicas, existen alrededor de 600 estudiantes en esta situación. Hablando más específicamente, son 230 en la Universidad del Litoral, y 370 en la de Rosario.   

 

Una cuestión que objetan los estudiantes tiene que ver con los voluntariados que lanzaron los gobiernos, tanto provinciales como a nivel nacional, donde hay estudiantes avanzados de carreras vinculadas a la salud, que están realizando tareas de abordaje territorial de la pandemia, pero que estas, tampoco son reconocidas como prácticas profesionales.  Un detalle, no menor, que remarcan los estudiantes hace referencia a la capacidad y el recurso humano del sistema sanitario. Y es que, en las últimas semanas, se está alertando a la sociedad acerca del potencial colapso del sistema de salud, con cartas y mensajes de asociaciones y organizaciones afines, facultades de esta área, incluso el propio Ministerio de Salud de la Nación habló de los contagios en el personal sanitario, que hasta el pasado 1 de septiembre, la cifra de estos llegaba casi a los 25 mil trabajadores de la salud contagiados.   

 

“Se nos está impidiendo la realización de las prácticas en concurrencia a los efectores de salud, cuando en realidad el escenario, es un escenario de un sistema de salud que está crecientemente colapsado por la situación epidemiológica” remarcaba Florencia, y agregaba que “nosotros somos, en un sentido, un recurso ocioso, que además no está pudiendo continuar en la carrera”, en referencia a la posibilidad de ser sumados formalmente como respaldo al sistema sanitario.

 

La mayor de las preocupaciones que tienen los estudiantes de las carreras de la salud respecto a esta situación es la de los egresos. “Ya está determinado que este año no va a haber prácticamente egresados, los egresados de la cohorte 2020 de la carrera de Medicina no van a estar este año, es decir, no se van a recibir nuevos médicos en 2020” esbozo la estudiante de UNL sobre la poca o nula cantidad de graduados y graduadas que tendrán las Facultades de Ciencias de la Salud para fines de este año. Un gran problema seria que, si no se resuelve, esto se extienda al próximo año, lo cual traería mayores complicaciones, ya que, como nos decía Florencia “ni siquiera vamos a tener la posibilidad de integrarnos como médicos en este sistema de salud, en un contexto formal,  ni este año, ni el que viene tampoco”. 

 

Entre las consecuencias de esto, se encuentran, por un lado, el costo que van tener que asumir las universidades, debido a que, en la medida de que no existan egresados, se irán sumando cohortes a la situación. Por otra parte, tal como nos contaban, “al no haber egresados, las modalidades de formación de profesionales, que consisten en el sistema de concurrencia y residencia año a año, por ejemplo, en el caso de la provincia de Santa Fe,  cuenta con plazas que no llegan a llenarse”, esto, sumado a la merma de graduados que habrá, el 2021 será aún más complicado para el sistema de salud. 

 

La semana pasada, tal como te contamos, una diputada nacional santafesina presentó un proyecto de declaración instando al gobierno nacional para que declare como actividad esencial, en el marco del decreto de aislamiento social, las prácticas finales. A su vez, legisladores provinciales, han presentado iniciativas de similares características para con el ejecutivo provincial, para que “presionen” al gobierno nacional a destrabar la situación de los universitarios. “Estamos tratando de comunicarnos con la mayor cantidad de referentes institucionales y políticos que estén a nuestro alcance” nos decía Florencia, pero que, “no hemos tenido todavía hasta ahora una declaración formal y un pronóstico posible, a corto o mediano plazo, de cual puede ser la fecha estimativa de aprobación o de retorno a la realización efectiva de las actividades”. 

 

Vale remarcar, que el proyecto de la diputada nacional Ximena Garcia, es para que el gobierno nacional declare las PFO como actividad esencial, luego de esta decisión y de instaurado el marco normativo con respecto a la vigencia del decreto de aislamiento, son las instituciones universitarias las que deberán realizar las respectivas gestiones, correspondiente a su jurisdicción, para articular así con el sistema de salud los protocolos y la adaptación curricular de esta instancia de las carreras de grado del área de salud. 

 

Algo que destacó la estudiante de Medicina de 6to año de UNL, fue que “Para la población general, en la medida que empezamos a divulgar esto, fue una problemática poco conocida, que resultó algo nuevo”. Alegó que, “tal vez no se entiende la gravedad del impacto que tiene esta situación, y la necesidad de que las Prácticas Finales se declaren actividad esencial”, y cerraba diciendo que “De la misma manera en que el personal de salud realiza actividades esenciales, necesita tener esa continuidad de reemplazo, y de sumar recurso humano año a año, porque sino se va a encontrar cada vez más desbordado”. 

 

   

Noticas relacionadas