« »

La Universidad Católica de Santa Fe en pleno crecimiento de su Sede Rafaela 

Con una propuesta que incluye carreras de Arquitectura, Salud y Ciencias Agropecuarias, la Universidad Católica de Santa Fe continúa inscribiendo en su sede Rafaela para el año 2021.
Con una propuesta que incluye carreras de Arquitectura, Salud y Ciencias Agropecuarias, la Universidad Católica de Santa Fe continúa inscribiendo en su sede Rafaela para el año 2021.

Con una propuesta que incluye carreras de Arquitectura, Salud y Ciencias Agropecuarias, la Universidad Católica de Santa Fe continúa inscribiendo en su sede Rafaela para el año 2021.

La Facultad de Arquitectura, hace más de 15 años que dicta la carrera homónima en la ciudad de Rafaela, continúa brindando una formación de excelencia, poniendo énfasis en la educación, la investigación y la transmisión de conocimientos hacia la sociedad y el medio.

 

Ante la pandemia de coronavirus y el consecuente aislamiento social la UCSF implementó el cursado virtual para todas sus carreras. Se incrementaron las aulas virtuales, se capacitó a los docentes y se mejoraron los espacios para que puedan volcar sus actividades a la virtualidad.

 

En este marco, el decano de la Facultad de Arquitectura, Mgter. Arq. Carlos Gustavo Giobando, mencionó que “en cada situación inesperada y en cada crisis, también hay aprendizaje”.

 

Agregó que “en la Facultad, nuestra idea, fue aprender de esta experiencia que nos tocó y nos toca vivir. En primer lugar, tratamos de estar a la altura del desafío que significaba seguir desarrollando las carreras, tanto de Arquitectura como de Diseño Industrial -que se dicta en Santa Fe y Rosario-, donde la presencialidad es y ha sido siempre un factor importante”.

 

“En ambas hay un tronco central que son los talleres, lugares donde se fomenta y desarrolla la creatividad y donde los alumnos hacen un esfuerzo muy grande en este sentido. Es un proceso que involucra a la persona desde todas sus dimensiones: la inteligencia, el espíritu, la voluntad y el corazón. Es una tarea compleja porque hay que generar un objeto o un espacio nuevo, a partir de una necesidad humana. Además, en los talleres, se interactúa con el docente, quien trata de acompañar a los alumnos y a cada uno en particular, en este proceso que no es una fórmula matemática, sino que en cada persona se da de modo distinto”.

 

Nueva modalidad

 

Más allá de la importancia que implica la presencialidad en estas carreras, esta experiencia de tener que suplirla, permitió, de alguna forma, saber hasta dónde se puede llegar o no en determinadas asignaturas, con el uso de internet, el aula virtual y las nuevas tecnologías.

 

“Podemos afirmar que fue un ensayo muy bueno porque hemos completado el dictado de todas las clases y las entregas de trabajos de manera virtual. Pero, además, el aprendizaje que nos ha quedado de esta situación es que el uso de las herramientas y el aula virtual nos permitiría optimizar el tiempo de los alumnos, o, mejor dicho, que ellos optimicen el uso del tiempo en relación con su carrera. Pudimos comprobar que no necesariamente todo tiene que ser presencial. La idea es continuar identificando todas aquellas actividades que sí requieren la presencialidad y aquellas otras que podrían desarrollarse a través del aula virtual. Todo esto en vistas de un objetivo muy importante que es darles a nuestros estudiantes la posibilidad de una administración del tiempo más eficiente”, indicó el Decano.

 

Según Giobando, a partir del próximo año, se ofrecerá a los estudiantes de Arquitectura y Diseño Industrial un cursado que comenzaría entre las cuatro y cinco de la tarde y hasta las nueve de la noche. “Esto le permite al alumno disponer de todo el resto del tiempo para hacer otro tipo de tareas y actividades a través del aula virtual, en el momento que le parezca más indicado y administrar así, los tiempos que se necesitan para, por ejemplo, diseños de proyectos y poder regularlos con más tranquilidad y sin tanta presión por el horario del cursado. En el caso de los alumnos que necesiten o quieran trabajar, esto también les da la posibilidad de poder cumplir con esas obligaciones”, dijo.

 

El objetivo es que esta opción en la que se viene trabajando, también redunde en calidad del servicio educativo, al que se le suma que, “para el resto del tiempo, estarán habilitados espacios para que los estudiantes puedan, en todas las sedes, disponer de lugares para reunirse, realizar trabajos en grupo y aprovechar la biblioteca, aulas de informática, los talleres, etc.”, finalizó el Mgter. Arq. Giobando.

 

Sede Rafaela 

Cabe destacar que durante este tiempo de pandemia la Universidad encaró el proceso de centralización de sus actividades en vistas a lo que será la construcción del edificio propio en la ciudad de Rafaela, una de las siete sedes donde hoy está presente. Será un nuevo edificio que responda a los requerimientos de infraestructura que demandan las propuestas académicas que desarrolla la UCSF en esa ciudad.

 

La nueva sede se levantará en el terreno lindante a la actual sede de calle Saavedra, propiedad adquirida por la Universidad. Con este proyecto se apunta a concentrar toda la actividad académica, de gestión y administrativa en un único lugar, con una localización más céntrica y con mejores condiciones de accesibilidad de toda la comunidad.

 

En Rafaela, la Universidad Católica de Santa Fe, completa su propuesta con las carreras de la Facultad de Ciencias de la Salud, Lic. en Obstetricia y Lic. en Terapia Ocupacional y la Tecnicatura Universitaria en Producción Agropecuaria, de la Facultad de Ciencias Agropecuarias.

 

Inscripción 2021

 

En Rafaela los interesados pueden comunicarse al 3492 503608 y solicitar un turno para acercarse a la sede cita en Saavedra 472, de lunes a viernes de 16 a 21 hs.

 

También, pueden encontrar más información sobre la propuesta completa de la Universidad y promociones vigentes en la inscripción AQUÍ, comunicarse vía WA al 342  537-1285 o por mail a: ingresouniversitario@ucsf.edu.ar.

 

Noticas relacionadas