« »

La Universidad Fasta celebra su 30º aniversario

El próximo 10 de abril la Universidad Fasta celebra sus primeros 30 años de existencia, en concordancia con el Jubileo de los 60 años de la Fraternidad de Agrupaciones Santo Tomás de Aquino (FASTA), el Movimiento fundante de la Institución.

En este sentido, el Rector, Dr. Juan Carlos Mena comentó que: “La Universidad transita este año de festejo en un contexto de crecimiento. Este es un aspecto muy importante. Cuantitativamente la Universidad se ha expandido en su matrícula y también en su oferta académica. Esto se debe al proceso acumulado de muchas generaciones a lo largo de estos treinta años”.

Inmersos en este contexto, la Secretaría de Comunicación y Marketing presenta el nuevo isologotipo que acompañará durante todo el año; el mismo ha sido consensuado por el Consejo Superior de nuestra Institución. Asimismo, el lema del 30° aniversario será: “Innovación académica para el bien común”.

“La Universidad comenzó con carreras profesionales. Es natural a la profesión el servicio al bien común. De modo que nosotros tratamos de inculcar este principio a todos los estudiantes y además tratamos de hacerlo institucionalmente. Hay muchísimos programas que hemos volcado desde la Universidad para el servicio del bien común” agregó Mena.

Al hablar sobre los primeros pasos de la Universidad, allá por el año 1992, y la transformación que la misma ha tenido, el Rector tiene grandes recuerdos sobre este proceso. “La universidad abrió sus puertas con tres carreras y dos facultades, y hoy de repente tenemos un número importante de carreras bajo las dos modalidades, y además siete facultades. Esto significa que la Universidad como organización y como espacio académico, ha tenido un proceso fecundo. Cuando digo fecundo asoció también esta idea a los graduados. Hay una cantidad enorme de graduados que están volcándose al medio marplatense y a todo el país, porque la educación a distancia nos coloca a lo largo y ancho de la geografía argentina” explicó.

Haciendo referencia al crecimiento que tuvo Ufasta en los últimos años, el Rector expresó su mirada al respecto: “ Personalmente nunca pensé que íbamos a tener un número proyectado de inscriptos para este año, superior a 20.000. El gran objetivo de los primeros años era llegar a los 1000 alumnos. Después evaluamos el techo posible para la educación presencial. Pero lo que no sabíamos en la época fundacional es que las nuevas tecnologías iban a derivar en un fuerte impacto en la educación, a través de la educación a distancia. Esto cambió totalmente las fronteras que nosotros nos habíamos fijado. Primero las fronteras geográficas, porque hay unidades de apoyo desde Ushuaia hasta Orán. Y después la frontera cuantitativa, y por el mismo motivo amplió las fronteras de la inclusión, porque permite a muchas personas realizar sus estudios, que de otra manera no lo hubieran podido hacer”.

“Nosotros le agradecemos a Dios, porque estamos convencidos de que es una obra que a Él le pertenece. Además estos 30 años son coincidentes con los 60 años de la Institución madre. La mística fundacional no se ha perdido, porque a pesar del tamaño y la cantidad de alumnos y carreras, percibo que en la Universidad está vigente esa llama inicial y ese fervor de los fundadores, y en ello tomamos un renovado impulso año tras año”, concluyó el Rector.

Noticas relacionadas