« »

La UNRC distinguirá a Alberto Taquini con el Doctor Honoris Causa 

Lo resolvió por unanimidad el Consejo Superior. Es el autor del plan que creó 14 universidades, entre las que se encuentra esta casa de estudios pública.
Lo resolvió por unanimidad el Consejo Superior. Es el autor del plan que creó 14 universidades, entre las que se encuentra esta casa de estudios pública.

El Consejo Superior resolvió por unanimidad otorgar el título de Doctor Honoris Causa de la Universidad Nacional de Río Cuarto al doctor Alberto Carlos Taquini (h), quien promovió la descentralización de las universidades públicas, y la creación de 14, entre ellas esta casa de estudios. La propuesta surgió del Consejo Directivo de la Facultad de Ciencias Económicas. Ingresó al plenario del cuerpo colegiado de hace dos semanas, oportunidad en la que se conformó una Comisión ad-hoc que se encargó de analizar los méritos de Taquini, la cual estuvo integrada por los decanos de Ciencias Económicas, Guillermo Mana, y de Ingeniería, Julián Dutigutti; el consejero docente Rosendo Lisboa; y el consejero Graduado, Bruna Criao. 

“Resulta oportuno y acertado distinguir la figura del doctor Alberto Carlos Taquini (h) como digna de recibir la máxima distinción que puede  otorgar nuestra Universidad, por haber sido quien elaboró e impulsó un plan educativo y estratégico de relevancia nacional e histórica de expansión de la educación superior en el país, de alcances inconmensurables, y que la historia lo premió al otorgarle su propio nombre y permanecer para los tiempos como el ‘Plan Taquini», consideró la comisión, que recomendó al Consejo Superior aprobar tal distinción. 

Agrega que el referido Plan “fue elaborado en el año 1968 cuando el doctor Alberto Carlos Taquini (h) se desempeñaba como decano de la Facultad de Farmacia y Bioquímica de la Universidad de Buenos Aires, bajo la denominación de ‘Programa de adecuamiento de la enseñanza universitaria argentina a las necesidades del desarrollo” Sigue: “A partir del Plan Taquini que se funda, entre otras, la Universidad Nacional de Río Cuarto, fortaleciendo así al conjunto de universidades nacionales, que eran solo 9 en ese momento”. 

Se toma en cuenta además que Taquini “propuso la creación de nuevas universidades nacionales, tanto en el área metropolitana de Buenos Aires como en el interior del país, fundamentando la propuesta en la federalización, la descentralización y la estimulación de la educación superior y la investigación científica y tecnológica en las diferentes regiones de la nación, articuladas con las problemáticas locales, promoviendo y potenciando su desarrollo”. 

También se menciona que “el Plan Taquini combinó la mirada demográfica, social y económica de las diferentes regiones del país, permitiendo que miles de jóvenes puedan acceder a la educación superior y promoviendo, de éste modo, el conocimiento y la investigación científica”. Y que “su pretensión fue crear las nuevas universidades en zonas estratégicas del país, concebidas como polos de desarrollo regional para poder superar el sobredimensionamiento de algunas de ellas, especialmente en la UBA, UNLP y UNC, vislumbrando los efectos demográficos que producía la ausencia de instituciones de educación superior en diversos lugares del país, lo que implicaba el desplazamiento de la población juvenil a los grandes centros urbanos, en desmedro de las áreas de menor densidad poblacional, al tiempo imponía enormes desigualdades a futuro, puesto que impedía la posibilidad para acceder a estudios superiores a quienes  no tenían las condiciones económicas para trasladarse hacia los grandes centros urbanos”. 

Se destaca que “cuando concluyó el denominado Plan Taquini, la República Argentina pasó de tener 224.000 estudiantes universitarios en el año 1970 a la significativa cifra de 431.000 estudiantes en el año 1975. Es decir que prácticamente se duplicó la población universitaria en el país en apenas 5 años”. Además se puntualiza que Taquini interpretó que la educación, vista desde las posibilidades del desarrollo, debía ser prioridad del Estado, porque a éste le compete establecer y apoyar económica y espiritualmente el sistema educacional, a fin de que éste forme a los hombres capaces, que posteriormente, en presencia de recursos naturales y económicos, determinarán la transformación socioeconómica. 

“Alberto Taquini es doctor en Medicina y ha sido profesor titular con dedicación exclusiva de la Universidad de Buenos Aires y miembro de la Carrera de Investigador Científico del Conicet e investigador del Instituto de Investigaciones Cardiológicas de la Facultad de Medicina de la UBA, además de docente de la Universidad de Michigan (EEUU) becado por el National Institute of Health”, subrayan. Y agregan que, como becario del Conicet, se desempeñó como investigador en la Universidad de Gante, Bélgica. 

Por otro lado, destacan que “a lo largo de su vida, ha sido galardonado con una variedad de distinciones de universidades y ciudades del país por su accionar en la descentralización de la educación superior y de la investigación científica”, que “es en la actualidad Miembro Emérito de la Academia Nacional de Educación “y que “a sus 87 años, sigue de manera ininterrumpida e incansable, ampliando su producción científica y comprometiéndose como siempre con el futuro de la educación en nuestro país”. 

Esta proposición de nombramiento fue avalada por todos los decanos actualmente en funciones de la UNRC, algunos ex-rectores de la UNRC, la Federación Universitaria UNRC (FURC), la Comisión Fundadora de la UNRC, el Consejo Económico y Social de Río Cuarto, el Centro Empresario Comercial Industrial y de Servicios de Río Cuarto (CECIS) y la Sociedad Rural de la ciudad de Río Cuarto (SRRC). 

“Gestó, elaboró y dio comienzo a un plan educativo y estratégico de relevancia nacional e histórica” 

En el proyecto se indica que Taquini “con su labor gestó, elaboró y dio comienzo a un plan educativo y estratégico de relevancia nacional e histórica, impulsando la educación superior y la investigación científica en el interior del país”. 

Que es el “autor del denominado ‘Programa de adecuamiento de la enseñanza universitaria argentina a las necesidades del desarrollo’ y que “desarrolló un trabajo de investigación que se relacionaba con los desafíos y perspectivas de la universidad pública argentina”. A partir de los estudios de la matrícula estudiantil en 1958, Taquini se interesó por los problemas que el crecimiento de la población estudiantil traía al desarrollo científico y la investigación. En 1968, como parte de un coloquio de intelectuales titulado «Modernización de las instituciones políticas en la Argentina», presentó en Samay-Huasi (Chilecito, provincia de La Rioja) el «Programa de adecuamiento de la enseñanza universitaria argentina a las necesidades del desarrollo» y a partir de entonces el plan tomó estado público, como Plan Taquini. 

 

Noticas relacionadas