« »

La UNTDF celebró la sanción de la Ley que prohíbe la salmonicultura en Tierra del Fuego

Docentes investigadores de las áreas ambientales y de la economía dieron su visto bueno a la nueva legislación ambiental sobre salmoneras que entrará en vigencia en la Provincia.  

La Legislatura fueguina aprobó por unanimidad el proyecto de ley que prohíbe la cría de salmones a gran escala en aguas territoriales de la provincia. Este es un hecho histórico que convierte a Tierra del Fuego y la Argentina en el primer sitio del mundo en legislar contra esta actividad de producción masiva desde el punto de vista del principio precautorio por ser considerada una amenaza para el ambiente, la salud y la economía regional.

Docentes, investigadores, profesionales y autoridades de la Universidad Nacional de Tierra del Fuego, Antártida e Islas del Atlántico Sur, celebraron este avance en materia de derecho ambiental, que fue el resultado de un proceso de más de dos años,  impulsado por la comunidad fueguina acompañada por distintas organizaciones civiles, la comunidad Yagan e incluso el pueblo chileno, que manifestaron su preocupación por el futuro de los modelos productivos de la Provincia y su desarrollo sustentable.

Entre los fundamentos que refutaron el polémico  proyecto se indicó  que la  industria del  salmón a escala industrial,  genera impactos irreversibles en los ecosistemas marinos puesto que donde se instala, afecta a las comunidades locales, representando un serio riesgo sanitario y provocando un impacto significativo en otros ecosistemas.

Al respecto, el Dr. Alejandro Valenzuela, docente investigador del Instituto de Ciencias Polares Ambiente y Recursos Naturales (ICPA/UNTDF) explicó: «La producción de salmones  a gran escala  producen en los ejemplares enfermedades, que requieren el uso de grandes dosis de antibióticos que terminan contaminando  el agua y afectando  las bacterias naturales del ecosistema», asimismo al suministrarle el alimento balanceado se «genera un exceso de nutrientes, que a la vez contamina el agua. Todo termina impactando en el ecosistema», sostuvo el especialista.

«Los escapes de los animales podrían provocar una invasión biológica, que es cuando una especie que no es nativa de la región se establece y reproduce, generando impactos en los socioecosistemas locales.  A nivel mundial las invasiones biológicas son la segunda causa de pérdida de biodiversidad», apuntó el Dr. Valenzuela.

Por su parte, el Lic. Juan Ignacio García del Instituto de Desarrollo Económico e Innovación (IDEI/UNTDF) opinó que «la prohibición de la salmonicultura a gran escala es consistente con una estrategia productiva que privilegie el desarrollo de la acuicultura de mejillones, la pesca de centollas; otras especies nativas y, fundamentalmente, con el desarrollo del turismo».

El economista ponderó además: «el Canal Beagle se presenta frente al mundo como un espacio natural extremo, valorado por sus bellezas naturales, la fauna marina, su condición prístina y la calidad de su agua. En la actualidad estos sectores movilizan empleo, generan encadenamientos locales y dólares de exportación, con un potencial de crecimiento enorme». Por otro lado, «la acuicultura con especies exóticas podrá realizarse, pero en sistemas RAS o piletones, siendo estas las tecnologías adecuadas para su desarrollo en condiciones sostenibles, en un entorno como el nuestro» agregó García.

La docente investigadora del Instituto de Educación y Conocimiento (IEC/UNTDF) Dr. Nancy Fernández, fue una de las impulsoras del reclamo que  contó con el apoyo de numerosas ONGs locales,  nacionales e internacionales. Luego, el proyecto  fue promovido por el legislador del Movimiento Popular Fueguino (MPF) Pablo Villegas y la propia vicegobernadora de la Provincia Mónica Urquiza.

«Fue muy importante lograr instalar la problemática de las salmoneras en agenda pública  y a partir del trabajo conjunto entre organizaciones civiles, vecinos, sector gastronómico, sector científico tecnológico,  la legislatura se comprometió y tomó la decisión política de prohibir este tipo de sistemas productivos en nuestra provincia buscando orientar hacia  un claro modelo productivo  sustentable preservando el ambiente y generando recursos genuinos  y locales», sostuvo Nancy Fernández, quien ponderó también que  «Tierra del Fuego también cuenta con una ley que prohíbe la minería a cielo abierto, lo que evidencia de alguna manera que, nuestra constitución provincial es pionera en materia de cuestiones ambientales», sostuvo.

Noticas relacionadas