« »

Más de 180 mil dosis aplicadas en vacunatorios de la UNTREF

En los centros de vacunación que funcionan en la sede Lynch y Caseros II se aplicaron 182.189 dosis de vacunas contra la Covid-19.

La vacunación contra la covid-19 se mantiene a gran ritmo en ambos vacunatorios de la Universidad Nacional de Tres de Febrero (UNTREF) y, a casi seis meses de iniciada la campaña masiva de inoculación, se llegó al hito de 182.189 dosis aplicadas a hombres y mujeres de diferentes edades. Mientras que en la sede Villa Lynch la cifra alcanza las 115.421 dosis, en Caseros II el total asciende a 66.768.

En la calle Spríngolo al 300, de la localidad de Sáenz Peña, el panorama ya no es el que históricamente caracterizó a esta zona dominada por el ferrocarril, las fábricas y los estudiantes y docentes del campus universitario. La tranquilidad y el escaso tránsito vehicular y peatonal fueron reemplazados desde el 4 de marzo por un ir y venir constante de gente y autos. Es que desde esa fecha funciona en la sede Lynch de la UNTREF uno de los vacunatorios contra la covid-19 que dispuso el Ministerio de Salud de la Provincia de Buenos Aires. «Estamos recibiendo aproximadamente 1300 turnos por día y a eso hay que sumarle quienes acceden por demanda espontánea, es decir sin turno previo, cuando se abre una determinada franja etaria», explicó una de las coordinadoras de la cartera de Salud provincial, Verónica Cáceres.

El amplio espacio al aire libre y las comodidades edilicias internas de Lynch fueron claves, según Cáceres, para confirmar a este lugar como centro de vacunación. «Acá se trasladó, desde el 4 de marzo, a todo el personal que trabajaba en dos escuelas públicas de Caseros y que funcionaban como vacunatorios. Por eso esta instalación es de las que más turnos diarios recibe, superando a la posta simple de Caseros II que en este momento está atendiendo a 700 personas por día, siendo este también un número muy bueno de vacunados diarios», indicó la coordinadora. 

En la UNTREF no hay clases presenciales desde el 16 de marzo de 2020, pero cualquier desprevenido que pase por Valentín Gómez 4752 pensará que los alumnos volvieron a Caseros II tras un largo periodo de virtualidad. Es que sobre la calle que divide la localidad cabecera del partido de Tres de Febrero con las vías del ferrocarril San Martín cientos de personas se presentan todos los días. Son los que recibieron turnos para vacunarse contra el coronavirus, pero también los vecinos que advirtieron que su franja de edad está disponible para aplicarse la vacuna y seleccionaron Caseros II como su lugar de vacunación.

«Miles de bonaerenses ya están recibiendo la segunda dosis tanto de la vacuna de AstraZeneca como así también de la Sputnik, y aquellos que tenían la primera tanda de la Sinopharm completaron su proceso de vacunación entre los meses de abril y mayo. Se trató principalmente de docentes de nivel primario y secundario y personal de establecimientos educativos», dijo Cáceres. 

Ramiro Villagra (45) y Lucila Corvalán (36) son vecinos de Ciudad Jardín y Santos Lugares respectivamente. Él se inscribió en la app Vacunate PBA en el mes de marzo y se vacunó el 6 de julio en Caseros II; ella recién se anotó en mayo, ya que fue mamá y anteriormente no estaba autorizada la vacuna en mujeres embarazadas, y se vacunó el 7 de julio en Lynch. 

«No me llegaba nunca el turno, estaba muy ansioso porque veía que a otros les aparecía la información en la aplicación y a mí, nada. Finalmente me llegó para el jueves 8 de julio, pero justo el día 6 escuché por la televisión que se habilitaba a los de 45 años y más. No lo dudé, me vine a Caseros II y me vacuné», dijo Ramiro, papá de una nena de 8 y de un nene de 3 y quien aseguró que «la vacuna no impide el contagio, pero nos da la tranquilidad de que podremos transitar la enfermedad más levemente en caso de que nos toque». 

«En menos de un mes termino la licencia y vuelvo a trabajar presencialmente en una escuela. Estar vacunada me da cierto alivio. Tenía pánico de volver a la oficina sin la protección de la vacuna. Por suerte en casa tanto mi marido como yo ya tenemos la primera dosis», manifestó Lucila Corvalán y agradeció al personal del vacunatorio por la «paciencia infinita que tienen para explicarle a la gente los efectos de la vacuna, lo que pueden y no pueden hacer, y cómo comportarse a partir de ahora». Con el carnet en la mano, Lucila sale de la sede y confiesa «me gustó vacunarme en la UNTREF, es como que durante toda la pandemia estuvo cerca de los vecinos, ¿no?». 

Si bien la cantidad de personas que trabajan en ambos vacunatorios difiere debido a la extensión de sus instalaciones y a los turnos recibidos –84 personas se desempeñan en Lynch y 32 en Caseros II–, en los dos el horario de atención es el mismo: de lunes a lunes de 9:00 a 19:00 horas. De todas formas, debido a que algunas personas se encuentran impedidas de movilizarse hasta ambas locaciones, la coordinadora del Ministerio de Salud explicó que desde su espacio se lleva a cabo un sistema de vacunación domiciliario y dijo que «ya son 125 las personas vacunadas en sus domicilios, ofreciendo así un marco de accesibilidad a todos aquellos ciudadanos que necesitan tener esta cobertura».

Por su parte, el director del Departamento de Salud y Seguridad Social de la UNTREF, Carlos Torres, explicó que ante la llegada masiva de vacunas desde el Ministerio, en concordancia con la Secretaría de Políticas Universitarias (SPU) se está previendo lanzar una convocatoria para que estudiantes de Enfermería de universidades nacionales se sumen a la campaña de vacunación. «Está sucediendo que los que están trabajando actualmente no están dando abasto, por lo que se hace necesaria la incorporación de nuevos recursos», indicó Torres.

Vale destacar que una de las áreas que contribuye al correcto funcionamiento de los vacunatorios es el Centro de Telemedicina (CETEC) integrado por 59 estudiantes voluntarios de la Universidad. Una de las tareas que tienen los alumnos es la de comunicarse con quienes fueron citados a vacunarse para recordarles lugar, hora y detalles específicos para la realización del trámite sanitario. Esta actividad, que se lleva a cabo desde octubre de 2020, contempla, además, el llamado telefónico a personas diagnosticadas con la covid-19 para solicitarles sus últimos contactos estrechos, acción que busca frenar la cadena de contagios, y la llamada a argentinos que regresan al país tras un viaje al exterior.

Los residentes de la provincia de Buenos Aires que aún no completaron la planilla de inscripción para recibir la vacuna pueden hacerlo a través del Plan Provincial, Público, Gratuito y Optativo contra la covid-19.

Noticas relacionadas