« »

Niños y Niñas nadaron más de 165 mil metros por una causa solidaria

En una nueva edición del “Natatlón Solidario” de la UNCUYO, niños, niñas y adolescentes de la Colonia de Verano nadaron más de 165 mil metros. Se recaudaron 200 kilos de leche que se destinarán a escuelitas barriales de hockey de La Paz, General Alvear, Godoy Cruz y Las Heras.

Participaron más de 600 niños, niñas y adolescentes que asisten a la Colonia de Verano junto a sus profesores y familiares. En forma continua, y bajo la modalidad de posta, los chicos nadaron 200 metros por cada kilo de leche donado por el público e instituciones participantes, logrando alcanzar 165.500 metros de nado. También se recolectaron 350 paquetes de pañales.

El clásico de todos los años de la Universidad se realizó en la pileta olímpica del Club UNCUYO, en una jornada que se desarrolló con los protocolos vigentes.

Durante el encuentro, el secretario de Bienestar Universitario, Gustavo Montoya, expresó: “Estamos muy felices, con un verano más parecido a los viejos veranos del Natatlón con casi 600 niños, niñas y adolescentes nadando junto a sus familias, haciendo 200 metros por un paquete de leche”.

Acerca de esta nueva edición, y a comparación del año pasado, el funcionario enfatizó: «Hemos permitido que venga toda la familia, porque teníamos muchas más limitaciones el año pasado. Este año, con una realidad que mejoró desde lo sanitario, nos permitió no limitar la cantidad de niños en la Colonia, por ejemplo, que pasaron de ser 185 a casi 600 esta temporada”.

Asimismo, Montoya sostuvo que la Colonia de Verano de la UNCUYO no tiene que ver solamente con lo deportivo y recreativo, «sino con inculcar valores, y el valor de la solidaridad es de los más importantes». Y agregó: «Nos pone orgullosos que sea la Universidad la que ofrezca el marco de este evento solidario, que lo encara hace 12 años y que viene de ser declarado de interés legislativo (resolución) por la Cámara de Diputados de la provincia”.

Eduardo Martín, el responsable de la Red Deporte Solidario,  explicó que esta asociación sin fines de lucro lo que hace es vincular las partes, la que quiere solidarizarse y la beneficiaria. La idea es que la “misma Universidad y chicos y chicas hagan entrega de lo que recaudan, y que vivencien e intercambien actividades en una jornada recreativa con los beneficiarios, para interactuar entre ambos”, indicó.

También agregó: “Nos pone contentos que podamos llegar a escuelitas e instituciones barriales porque, a veces, acceden a la práctica deportiva pero no pueden hacerlo a una taza de leche, o a una media tarde. De este modo, buscamos que practiquen deportes, que eso no se vea interrumpido, y que puedan acceder a una merienda”.

El coordinador de Deporte Federado y Alto Rendimiento de la Provincia, Rodrigo Araya, destacó la calidad de las actividades de esta Colonia, y en ese sentido subrayó el rol que tiene la Universidad ante la sociedad desde lo académico y también deportivo. “Nos enorgullece la cantidad de niños hoy disfrutando a pleno la pileta. Desde la subsecretaria de Deportes agradecemos a la UNCUYO, sabemos que son una pata importante desde el punto de vista no solo académico, sino también social, deportivo y de la recreación para la comunidad universitaria y mendocina”, indicó el funcionario.

Asistieron también al evento la secretaria Académica de la UNCUYO, Dolores Lettelier; el presidente del Consejo Deliberante de Godoy Cruz, Fabricio Cuaranta; el director de Deportes de la Ciudad de Mendoza, Antonio Velazco; y responsables del Club y de la Colonia de Verano de la Casa de Estudios.

Noticas relacionadas