« »

Para completar actividades prácticas, UNTREF enviara kits de laboratorio a sus alumnos

Los estudiantes que por la pandemia no pudieron cubrir las prácticas de laboratorio podrán acceder a materiales financiados por la Universidad para realizarlas en sus hogares. Es la primera iniciativa de este tipo en el país.
Los estudiantes que por la pandemia no pudieron cubrir las prácticas de laboratorio podrán acceder a materiales financiados por la Universidad para realizarlas en sus hogares. Es la primera iniciativa de este tipo en el país.

Cerca de 150 alumnos de la Licenciatura y Tecnicatura en Higiene y Seguridad del Trabajo y de las Ingenierías de Sonido, Ambiental y en Computación de la UNTREF podrán completar las prácticas de laboratorio de las asignaturas Física I y II desde sus casas gracias a unos kits financiados por la Universidad y diseñados por sus docentes. Es la primera experiencia de este tipo en el país. Los kits, que son personales, se podrán retirar en la Sede Caseros II luego de completar un formulario en línea. Las entregas se harán por turnos y mediante un protocolo de seguridad. 

 

Según Mariela Vieytes, profesora asociada del Laboratorio de Física, la propuesta se llevó adelante pensando en una solución para que los estudiantes completen el cursado de estas asignaturas sin perder calidad educativa, tratando de trasladar la experimentación en el laboratorio al ámbito hogareño. 

 

Como explicó, algunas universidades pospusieron estas prácticas hasta que vuelva la presencialidad, otras pasaron a prácticas caseras demostrativas con pocas mediciones y muchas se volcaron a simulaciones virtuales, que pueden ser un buen complemento pero no reemplazan a lo experimental.

 

“No sabemos de nadie que haya optado por el armado de kits para entregar a los alumnos, manteniendo las prácticas originales lo más posible, y adaptando otras a nuevos elementos de medición”, precisó. El equipo fue invitado a exponer sobre la iniciativa en la próxima Asamblea del Consejo Federal de Decanos de Ingeniería (CONFEDI).

 

De acuerdo a Vieytes, lo que quedó afuera en este abordaje es el uso de nuevas tecnologías de medición, como las que tienen en el laboratorio de la UNTREF, ya que por sus costos son imposibles de masificar. “En su lugar hay elementos como termómetro digital de cocina, multímetro y el cronómetro y la cámara del celular, pero el resto del espíritu del laboratorio sigue en pie”, detalló.

Con estos kits, los alumnos podrán realizar prácticas de mecánica, como la medición del volumen de un cuerpo con método directo e indirecto, y de la aceleración de la gravedad a través de caída libre de un objeto; de electricidad y magnetismo, como el armado de una cuba electrolítica, la carga y descarga de un capacitor y ver líneas de campo magnético con imanes y limaduras de hierro; y de termodinámica y ondas, como los modos de oscilación de dos péndulos acoplados y ensayos de calorimetría, entre otras.  

 

El kit de mecánica cuenta con una probeta graduada plástica de 50 ml, un set de cuatro plomadas de diferente valor, tanza y cinta métrica de 1 m; por su parte, el kit de electricidad y magnetismo cuenta con un multímetro con puntas de medición con su batería de 9 V, una bandeja plástica de 22 x 16 cm², un vaso de aluminio, dos imanes de neodimio niquelado N52 de 5 x 5 x 5 cm³, un hilo de algodón o tanza, 18 resistencias de diversos valores (3 de cada valor), dos capacitores de 330 uF y batería de 9 V; y el kit de termodinámica y ondas, con un pote térmico de ½ kg, un termómetro digital de cocina, una probeta graduada plástica de 50 ml, globos, un set de dos plomadas iguales de 30 g y tanza.

 

Vieytes agregó que para estas prácticas se habilitó un aula virtual especifica. Por un lado, se utilizarán videos asincrónicos para desarrollar los temas y dar las explicaciones de las prácticas, y por el otro habrá una clase de consulta semanal sincrónica a través de Google Meet, además de la utilización del foro de discusión, según ella una gran herramienta en las cursadas virtuales.

 

“Si bien cada alumno hará la práctica en su casa, la idea es armar grupos en donde se discutan los resultados obtenidos por cada uno, y que se elabore un informe escrito para reportar los resultados como siempre”, detalló. 

Por último, destacó el trabajo conjunto entre las distintas áreas para llevar el proyecto adelante. “Esto fue posible por el apoyo de las autoridades de la Universidad y las coordinaciones de carreras. Apoyo económico, pero de otro tipo también, poniendo a disposición especialistas en Higiene y Seguridad para hacer un protocolo que nos permitiera ir a la Universidad a armar los kits y designando personal para que los entregue. Quiero destacar a todos los docentes y estudiantes adscriptos del laboratorio que inmediatamente se sumaron a la propuesta y trabajaron para tener todo listo en escasas tres semanas”, consideró. 

 

Además de Vieytes, los docentes implicados en el diseño de los kits son Mariano Poisson, Cecilia Mac Cormack, Pablo Bordón, Juan Ignacio Peralta y Augusto Bonelli Toro; y los estudiantes que los acompañaron en la aventura fueron Federico Marovic, Manuel Arenillas, Pedro Johansen y Sebastián Rosenberg.

 

Noticas relacionadas