« »

Realizaron un estudio sobre el impacto del aislamiento en la salud mental de estudiantes universitarios

Un equipo de investigación del Laboratorio de Psicología, del Instituto de Investigaciones Psicológicas (IIPsi – UNC/Conicet), junto a colegas de otras universidades, desarrolló un estudio sobre el impacto de la cuarentena por COVID-19 en la salud mental de estudiantes de nivel universitario. 
Un equipo de investigación del Laboratorio de Psicología, del Instituto de Investigaciones Psicológicas (IIPsi – UNC/Conicet), junto a colegas de otras universidades, desarrolló un estudio sobre el impacto de la cuarentena por COVID-19 en la salud mental de estudiantes de nivel universitario. 

Un equipo de investigación del Laboratorio de Psicología, del Instituto de Investigaciones Psicológicas (IIPsi – UNC/Conicet), junto a colegas de otras universidades, desarrolló un estudio sobre el impacto de la cuarentena por COVID-19 en la salud mental de estudiantes de nivel universitario. 

La investigación tuvo como objetivo analizar distintos indicadores de estado general de salud mental (bienestar psicológico, funcionamiento social y afrontamiento, y angustia psicológica) y de estado específico (depresión, rasgos de ansiedad, consecuencias negativas relacionadas con el consumo de alcohol y riesgo suicida).

Para esto, encuestaron a 2.687 estudiantes, de 18 años o más, que cursaban en universidades públicas o privadas, y vivían en Jujuy, Salta, Santa Cruz, Tierra del Fuego, Córdoba o Buenos Aires.

El estudio comparó el estado de salud mental (ESM) de quienes participaron según la región del país en que viviera (centro, norte, sur y, la más poblada, Buenos Aires), ya que cada una de esas zonas estuvo expuesta a diferentes tasas de propagación del COVID-19.

Además, se analizaron las diferencias entre los grupos en los indicadores del ESM generales y específicos en cuatro subperíodos de cuarentena: dos grupos antes y dos grupos después de la primera extensión del plazo inicial.

“La investigación se realizó cuando Argentina atravesaba un período realmente extenso de cuarentena. Ese lapso inició con el anuncio de una duración de 14 días, al que le siguieron sucesivas prórrogas, sin precisiones sobre su extensión real en el tiempo. Esa forma de comunicar agregó mucha incertidumbre a lo que ya era, en sí mismo, un contexto desconocido”, comenta Cecilia López Steinmetz, una de las autoras del trabajo.

Hacia fines de abril de 2020, los datos oficiales disponibles indicaban que las tasas de propagación del COVID-19 eran altas en provincias como Buenos Aires; relativamente altas en distritos del centro (por ejemplo, Córdoba); medias en jurisdicciones del sur (como Tierra del Fuego); y bajas en las provincias del norte (Jujuy y Salta), según apuntó Juan Carlos Godoy, también autor del trabajo.

“Nuestros hallazgos indican que una peor salud autopercibida, en términos de malestar psicológico inespecífico, afectó a más estudiantes que residen en la región con las tasas más altas de propagación de COVID-19”, subraya Godoy.

Impacto del aislamiento en la Salud Mental 

En cuanto a los indicadores más específicos –como el funcionamiento social y el afrontamiento, la angustia psicológica, la depresión, la ansiedad y el riesgo de suicidio–, la tasa de propagación de la zona de residencia no parece producir diferencias significativas. Para los miembros del equipo, esto implicaría que el impacto de la cuarentena en la salud mental puede atribuirse a aspectos más relacionados con el distanciamiento físico, el aislamiento y las alteraciones de la rutina, que al riesgo objetivo de contagio.

Pero, en relación al estado de salud mental general por subperíodos de cuarentena, detectaron un empeoramiento de la salud mental de los estudiantes a medida que la misma se extendía. Según comenta López Steinmetz, la investigación confirma el impacto psicológico negativo de la cuarentena, descripto en la literatura sobre el tema. Más allá de ello, el estudio les permitió observar que para las personas que ya estaban en cuarentena, la extensión de su duración exacerbó los efectos perjudiciales en la salud mental, lo que intensificó un empeoramiento sostenido con el paso del tiempo.

Depresión, ansiedad y riesgo de suicidio en estudiantes universitarios

En la misma linea, algunas conclusiones del informe detallan que entre los indicadores psicológicos más específicos se menciona «a la angustia, la depresión, la ansiedad y el riesgo de suicidio”.

La adolescencia y la juventud son etapas críticas de la vida en las que se desarrollan conductas de autonomía y de relación social, según explican desde el grupo de investigación.

“En general, no es un momento sencillo en la vida de las personas. Antes del COVID-19, diversos estudios venían señalando un incremento en la presencia de indicadores de malestar mental en adolescentes (mayores niveles de ansiedad y depresión) y la pandemia ha impactado significativamente en su expresión”, apuntan.

En ese sentido, recomiendan que los gobiernos, los organismos de ciencia y técnica, y las universidades nacionales incluyan en sus agendas a la salud mental de la población adolescente.

Recomendaciones y sugerencias que aportan luego del estudio

“Nuestros estudios y los trabajos de colegas destacan la importancia de evaluar regularmente los indicadores de riesgo y protección en salud mental. Son insumos fundamentales para desarrollar mejores políticas de salud, que apuntalen el desarrollo integral de la población adolescente y joven”, apunta Godoy.

El equipo coincide en que, en términos generales, es importante considerar medidas que incrementen la sensación de control de las personas. Por ejemplo, informar fechas precisas de inicio y finalización de restricciones; avanzar en la implementación de restricciones intermitentes y por sectores; habilitar y promover las actividades al aire libre; apoyar y promover las actividades de apoyo psicológico. 

El Psicólogo e Investigador de la Facultad de Psicología de la Universidad Nacional de Córdoba, Juan Carlos Godoy, habló con este medio, el programa Nº21 de Data Universitaria Radio, sobre este estudio y brindó otros detalles interesantes. Podes escuchar la entrevista completa haciendo clic aquí. 

Noticas relacionadas