« »

Repudian el atropello del gobierno de Brasil sobre la autonomía de una universidad federal

 

El martes 15 de septiembre, el Diario Oficial de la Unión, Boletín Oficial del gobierno de la república del Brasil, publicó el decreto firmado por el presidente Jair Bolsonaro, en el que designaba al rector de la Universidad Federal do Rio Grande do Sul (UFRGS), luego de que en las elecciones a dicho cargo la comunidad universitaria de esta institución haya elegido, tal como está establecido constitucionalmente y por la autonomía de las mismas, a otro candidato por amplia mayoría Uno de los atributos más elementales de la autonomía universitaria es, sin dudas, elegir democráticamente autoridades.

 

Recordemos que, en el mes de junio de este año, y en plena pandemia del Covid-19, el presidente brasilero mostraba una vez más su intención de atentar contra la autonomía de las universidades, otorgando la atribución al que hasta ese momento era Ministro de Educación de Brasil, de designar a las autoridades de universidades e institutos federales. Este hecho ya había provocado el rechazo y la manifestación de toda la comunidad universitaria de Argentina y países latinoamericanos por la inconstitucionalidad del decreto de Jair Bolsonaro que atentaba con la idiosincrasia de las universidades federales.

 

En este nuevo atentado contra la autonomía de las instituciones educativas federales de brasil, en esta oportunidad de la UFRGS, el CIN se manifestó, como integrante de la Unión de Universidades de Latinoamérica y del Caribe (UDUAL), reivindicando “la autonomía que permite a las instituciones de educación superior ejercer su papel crítico y propositivo frente a la sociedad sin que existan límites impuestos por los gobiernos, las creencias religiosas, el mercado o los intereses particulares” (Conferencia Regional de Educación Superior, Córdoba 2018).

 

El Consejo que nuclea a todas las universidades nacionales argentinas, expreso su profunda preocupación por estos acontecimientos que sufren las universidades federales de la República Federativa de Brasil. “Este grave hecho colisiona con la necesaria razonabilidad y los límites del ejercicio de la autonomía académica e institucional, consagrados en el artículo 207 de la Constitución brasilera. Las universidades que son objeto de este tipo de decisiones se ubican en una difícil situación que, aunque pudiera ser considerada legal, es, evidentemente, ilegítima” manifestaba el comunicado del CIN.

 

Por lo expuesto, este Consejo se solidariza con las comunidades académicas de las universidades federales de la República Federativa de Brasil que son objeto de este tipo de decisiones y, a partir de reiterar su compromiso con la autonomía universitaria, espera que, en el más breve plazo posible, se restauren estos principios.

 

La Asociación de Universidades Grupo Montevideo (AUGM), la presidencia de la misma a cargo del rector de la Universidad Nacional del Litoral (UNL), se sumó a el Consejo Interuniversitario Nacional, y avaló las manifestaciones institucionales, expresando también su firme y enérgico rechazo a la determinación del presidente Bolsonaro.

 

En los documentos se asegura que esta “circunstancia aparece como una afrenta a las manifestaciones libres y democráticas de la comunidad universitaria de dicha institución, una deslegitimación de la nueva conducción de la misma, y un claro atropello a la autonomía universitaria constitucionalmente reconocida”.

 

En esta línea, las instituciones expresan la «defensa de la autonomía universitaria en su máxima expresión, como el modelo de universidad pública que desde hace más de 100 años ha permitido generar educación de calidad con pertinencia e inclusión social. Esa autonomía excede la esfera académica e incluye la posibilidad de que sean los claustros universitarios los que elijan a quienes conducirán la Institución”. 

 

De este modo, “el proceso de designación de las rectorías universitarias de las Universidades Federales brasileñas, contempla la amplia participación y la manifestación de quienes les compete definir su autoridad rectoral, cuestión que en la UFRGS fue especialmente considerada y participativa, y con expresiones mayoritarias claras y contundentes”. 

 

Finalmente, se “ratifica el derecho de las comunidades de cada universidad miembro para designar sus autoridades como pilar básico de la Autonomía Universitaria y manifiesta la ferviente oposición a cualquier proceder de los ámbitos gubernamentales que avasalle la voluntad popular de las comunidades universitarias”.

 

Noticas relacionadas