« »

Se graduaron de la UNER 160 estudiantes sordos de todo el país

Este jueves 16 de diciembre, en las instalaciones del Centro Provincial de Convenciones de Paraná, 160 personas sordas, oriundas de 17 provincias argentinas y de la República Oriental del Uruguay, recibieron su diploma de instructores e instructoras de LSA.
Este jueves 16 de diciembre, en las instalaciones del Centro Provincial de Convenciones de Paraná, 160 personas sordas, oriundas de 17 provincias argentinas y de la República Oriental del Uruguay, recibieron su diploma de instructores e instructoras de LSA.

La Facultad de Trabajo Social de la Universidad Nacional de Entre Ríos dicta la Tecnicatura Universitaria en Lengua de Señas Argentina (TULSA), y es la primera carrera del país sobre enseñanza de la LSA orientada exclusivamente a personas sordas y desarrollada completamente en su lengua. Este jueves 16 de diciembre, en las instalaciones del Centro Provincial de Convenciones de Paraná, 160 personas sordas, oriundas de 17 provincias argentinas y de la República Oriental del Uruguay, recibieron su diploma de instructores e instructoras de LSA.

“Esto constituye un hecho inédito para la comunidad sorda y para la universidad pública argentina, además de poner en relieve la larga historia de la FTS en torno a la justicia y los derechos humanos, que se materializó en una carrera orientada a construir puentes para el respeto por las singularidades y la transformación social” celebraron desde la Unidad Académica de la UNER. 

El acto fue presidido por el rector de la Universidad, Andrés Sabella; la decana de la Facultad de Trabajo Social, Sandra Arito; y el coordinador de la TULSA, Juan Druetta. Además, desde la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, se sumó por videoconferencia a la mesa de autoridades el secretario de Políticas Universitarias de la Nación, Oscar Alpa.

En el mismo evento recibieron su diploma 14 estudiantes de la Tecnicatura Universitaria en Interpretación de LSA-Español (TUILSA-E), que en sus comienzos fue la segunda carrera universitaria de formación de intérpretes en todo el país. Sus graduadas y graduados hoy representan el 60% del total de intérpretes con título universitario en Argentina. 

“Estamos tremendamente orgullosos porque hemos llegado prácticamente a todo el territorio nacional y que lo hayamos hecho a través de esta Facultad de Trabajo Social no es casualidad”, manifestó el rector Sabella. También expresó: “Estamos muy felices de haber podido hacerlos parte de esta propuesta en la universidad pública”.

Por su parte, la decana de la Facultad agradeció el activo compromiso de la vicegobernadora Laura Stratta con la educación pública y recordó que en 2020, durante su actual presidencia en el Senado de Entre Ríos, convirtió en ley el proyecto que declara a la LSA como lengua natural, patrimonio cultural y lingüístico de la comunidad sorda en todo el territorio provincial, momento en que se incorporaron intérpretes a la cámara. También remarcó este momento como un hecho transformador, que hizo más pública, más inclusiva y más accesible a la universidad pública. 

Asimismo, Arito destacó el repositorio en LSA que se produjo en el marco de la carrera, el cual es único en el país, y ubicó a la UNER en la vanguardia respecto a este tema. “Sin educación concebida como derecho humano y social no es posible la inclusión social, tampoco pensar en posibilidades de igualdad ni en proyectos colectivos”, afirmó. “Hicimos posible algo que era del orden de lo impensable, gracias universidad pública argentina”, enfatizó.

En representación de las y los egresados hablaron Hugo Farfán y Milagros Cardoso. “Estamos acá con mucho orgullo; queremos decir gracias, pero sentimos que esa palabra no es suficiente”, afirmaron. También agradecieron a todas las personas que acompañaron su recorrido académico, a las autoridades, docentes e intérpretes, a quienes sembraron el camino hacia la carrera y, en particular, al profesor Juan Druetta que motorizó el proyecto. 

“Este es un día histórico donde las personas sordas pudieron demostrar que se puede; llegamos y logramos ese objetivo, que era preservar nuestra lengua y mostrarla”, remarcaron. “TULSA no fue solo una carrera, fue un hito; hay un antes y un después en nuestras vidas, ahora sabemos quiénes somos y cuál es nuestra identidad, la identidad de nuestra lengua”, enfatizaron. Además, manifestaron la necesidad de una ley que reconozca a la LSA como lengua.

Juan Druetta, integrante del equipo de coordinación de la TULSA, afirmó que esta carrera no sólo fue única en Argentina y en Sudamérica sino también en el mundo, dado su formato. En ese marco sostuvo que fue un hito para toda la comunidad sorda del país y para el sistema educativo en todos los niveles. “Sabemos que hay barreras y topes todo el tiempo; no se cansan de decirnos ‘ustedes, los sordos, no pueden estudiar’, pero ustedes lo consiguieron” expresó dirigiéndose a graduadas y graduados. 

El profesor recordó cuando se abolió la LSA en el segundo congreso de sordo-mudos en 1880 como un momento oscuro y de mucho sufrimiento para las personas sordas, que derivó en un fracaso educativo del oralismo. También hizo mención al congreso de Vancouver, donde se hizo un pedido de disculpas por aquella abolición y fue incluida nuevamente la LSA a la educación. En ese contexto, destacó al acto de colación de la FTS como un tercer hito en la historia de la lucha de la comunidad.

El secretario de Políticas Universitarias, Oscar Alpa, remarcó también la necesidad de una ley federal de la lengua de señas y de que se pueda incorporar la LSA en todas las universidades. Además hizo hincapié en el valor de la universidad gratuita y de calidad que abrió esta posibilidad formativa para la comunidad sorda.

Durante el acto, el egresado de la TULSA Diego Morales interpretó en vivo una nueva versión del Himno Nacional Argentino, con la estructura gramatical de la LSA y aprobada por la Confederación Argentina de Sordos.

Con información de: Área de Comunicación Institucional FTS-UNER

Noticas relacionadas