« »

Tras la decisión del Gobierno, algunas universidades ya descartaron el regreso presencial

El pasado viernes 6 de noviembre, se publicó en el Boletín Oficial de la Nación una decisión del Gobierno nacional la cual abría la puerta para que las universidades, tanto públicas como privadas, articulen la vuelta a las clases presenciales, con autorización y respaldo de las autoridades de cada jurisdicción, con las que deberán garantizar las medidas de distanciamiento e higiene adecuadas. Tras esta medida, varios rectores y rectoras se expresaron al respecto y descartaron que este año se vuelva a la presencialidad.

 

Uno de los primeros en descartar el reinicio de actividades presenciales fue el rector de la Universidad Nacional de Córdoba (UNC), Hugo Juri. “El decreto le da la palabra a los gobernadores y a los Centros de Operaciones de Emergencias (COE). Y hay muchas cosas para tener en cuenta: se tiene que acondicionar todas las aulas y ver la capacidad máxima que podrían albergar, si la ventilación es o no adecuada, y capacitar al personal de limpieza, al de los bares en Ciudad Universitaria y todos los actores docentes y no docentes de la Universidad”, señaló un vocero del rectorado a un medio de la provincia de Córdoba.

 

Algo similar se dio en las otras instituciones universitarias de esa provincia. Los rectores de las Universidades Nacionales de Villa María y de Río Cuarto se expresaron de manera similar al titular de la UNC en relación a un eventual regreso a la presencialidad.

 

El rector de UNVM, Luis Negretti, publicó un comunicado en su cuenta oficial de Twitter afirmando que “a una semana de finalizar las clases en la Universidad Nacional de Villa María, seguiremos adelante bajo la modalidad virtual lo que resta del calendario académico 2020, en el marco de la excepcionalidad pedagógica determinada por el Consejo Superior de la institución”. No dejo de señalar que esto “abre las puertas para un retorno a la presencialidad el próximo año”.

 

Por su parte, el rector Roberto Rovere de la Universidad de Río Cuarto, había sido consultado durante la semana pasada, por un medio local, sobre un eventual regreso a las clases presenciales, y en la oportunidad explicó que la proyección para el próximo año es que “las clases teóricas seguirán de manera virtual” y que “la intención es que las clases prácticas sí puedan realizarse de manera presencial y con protocolos”.

 

En la Universidad Nacional de San Juan (UNSJ), el rector Oscar Nasisi, indicó que el Consejo Superior deberá definir, pero que todo apunta a que estas medidas se implementen desde el año que viene. “Con lo determinado por el Ministerio de Educación y con la medida publicada en el Boletín Oficial, se analizará todo en el Consejo Superior, pero todo apunta a que trabajaremos para iniciar, si se puede, en marzo en sintonía con la provincia”, sostuvo Nasisi.

 

Oscar Alpa, rector de la Universidad Nacional de La Pampa (UNLPam),  anticipó que las clases seguirán en formato virtual incluso a principio del año próximo. Dijo que sí intentarán, bajo protocolo, cerrar las materias prácticas que sí o sí necesitan la presencialidad de los estudiantes. “Primero tenemos que ver cómo terminamos el 2020. Hay actividades prácticas para cerrar los espacios curriculares que tal vez se puedan empezar a hacer en forma intensiva en febrero del año próximo, o en marzo”, señaló Alpa.

 

La presidenta del Consejo Interuniversitario (CIN) y rectora de la Universidad del Nordeste (UNNE), Delfina Veirave, confirmó que las actividades académicas en la institución continuarán bajo la modalidad no presencial, tal como se vienen desarrollando y hasta el cierre del ciclo académico 2020. “Dada la altura del año, cualquier modificación carece de sentido en virtud de que las facultades están concluyendo sus actividades en el mes de noviembre”, expresó.

 

La institución aseguró que “cuenta con los protocolos correspondientes ante una eventual vuelta a la presencialidad de las clases, elaborados en conjunto con las unidades académicas y distintas áreas de la Universidad, y aprobadas por Consejo”. A su vez, manifestó que “va a gestionar ante las autoridades de las provincias de Chaco y Corrientes, las autorizaciones que establecen las normativas actuales y el aval de los protocolos”.  

 

Para cerrar su comunicado, la UNNE manifestó que continuará trabajando para poder garantizar la mayor seguridad posible para los estudiantes, el cuerpo docente y los trabajadores no docentes ante una vuelta a la presencialidad, en un contexto que aún se presenta adverso.

 

En Misiones, la rectora de la Universidad Nacional de Misiones (UNAM), Alicia Bohren, explicó a medios locales que: “Nuestra prioridad es respetar las normas vigentes y sobre todo a la salud de nuestra comunidad. En ese sentido vamos a continuar la formación por medio de nuestras herramientas digitales y plataformas virtuales que tenemos disponibles”. 

 

Bohren especificó también su postura frente a la medida “creo que, a estas alturas del año, ya no sirve hacer una movilización para que nuestros estudiantes vuelvan la presencialidad. Creo que la universidad ha capitalizado, se ha fortalecido en el uso de tecnologías de la información y comunicación, como medio para la continuidad académica. Obviamente, no se resuelven todas las situaciones académicas, pero hemos logrado incorporar el uso de estas tecnologías, y estamos dando continuidad académica. Se toman exámenes finales y se han graduado estudiantes”.

 

En tanto, el rector Franco Bartolacci de la Universidad Nacional de Rosario (UNR), consideró como “una buena noticia” la Decisión Administrativa 1995/2020 del Poder Ejecutivo Nacional, pero aclaró que resta “la decisión del gobernador de la provincia”, tal como se indica en la resolución. En este caso, Bartolacci sostuvo que en caso de volver a la actividad se le dará prioridad a las materias prácticas que este año, por sus características particulares, no se hayan podido dictar en forma virtual.

 

“A partir del decreto presidencial es posible comenzar a recuperar la presencialidad, no como criterio general porque nos estamos acercando al fin de año. Pero sí priorizando aquellas actividades, clases o exámenes que por su especificidad no se pudieron realizar a lo largo de este año”, expresó el rector de la Universidad de Rosario. Así mismo, destacó que más de 2 mil alumnos se graduaron este año con la modalidad virtual, y reveló que “tanto en graduados como en exámenes finales rendidos en forma satisfactoria, la UNR está más o menos en los números promedios de años con actividades presenciales.

 

En Buenos Aires 

 

Alberto Barbieri, rector de la UBA, celebró la decisión y aseguró: “Hace tiempo venimos hablando de esta situación con el ministro (de Educación, Nicolás) Trotta y tenemos elaborado y presentado a las autoridades de la Ciudad un protocolo para el regreso”, en diálogo con Télam.

 

“Sabemos que se van a ir aprobando en función de la realidad epidemiológica de cada lugar”, precisó el rector, que aseguró que el protocolo fue presentado  “hace quince días” y que apunta a permitir “que en los meses que quedan de clases puedan volver a cursar de manera presencial aquellos estudiantes de materias prácticas que son imposible dictarse de manera virtual”.

 

Esto sucede con materias de las carreras como Veterinaria, Agronomía y Odontología, entre otras, para lo que se pidió “presencialidad reducida, con rotación”, y que contempla pautas sanitarias como “un aforo por aula de acuerdo a los metros cuadrados, ingresos y retiros por horarios, distancia entre personas, ingreso y circulación con tapabocas, alcohol en gel distribuido en los edificios y la medición de la temperatura al entrar”.

 

Respecto de la modalidad virtual a la que tuvieron que migrar las clases, Barbieri aseguró que han logrado «estar a la altura de las circunstancias, aunque la presencialidad no se reemplaza con nada. Logramos dictar el 95% de las materias y tanto docentes como alumnos se adaptaron bien”.

 

En otro punto de esta provincia, la Universidad Nacional del Sur (UNS) situada en Bahía Blanca, el rector Daniel Vega, señaló que “vamos a trabajar en los protocolos adecuados a las nuevas normativas para presentarlos al Ministerio y a las autoridades provinciales para reanudar algunas actividades presenciales”, pero aclaró que “no estamos hablando clases en la manera tradicional en el corto plazo, sino de actividades prácticas, laboratorios y exámenes que no puedan desarrollarse en entornos virtuales y aquellas que sean esenciales para la continuidad académica de los estudiantes”.

 

“Vamos a evaluar con los decanos y decanas y el personal sanitario y de seguridad e higiene de la UNS las solicitudes que podríamos presentar a las autoridades nacionales y provinciales, en virtud de los avances que fuimos haciendo en este tiempo para adaptar los espacios, y los comunicaremos de inmediato”, indicó Vega.

 

Cabe señalar que la disposición también establece que “el personal directivo, docente y no docente y los y las estudiantes que asistan a las actividades académicas presenciales que se hubieren reanudado, quedan exceptuados de la prohibición del uso del servicio público de transporte de pasajeros urbano, interurbano e interjurisdiccional, según corresponda y a este solo efecto”.

 

Jorge Calzoni, rector de la Universidad Nacional de Avellaneda (UNDAV) aseguró a Télam que “la experiencia de clases virtuales fue muy buena, el campus de la universidad resistió la demanda, hubo un proceso de adaptación para todas y todos, y el saldo fue favorable». Además, resaltó que las clases curriculares, mantuvieron la tesina, los finales y «ningún estudiante perdió el año”.

 

Sin embargo, remarcó que “es otro vínculo. De este modo (virtual) se pierde la vida universitaria, que es lo más importante”, y coincidió en que la presencialidad a la hora de la educación es “irremplazable”, por lo que aseguró que ve “muy bien que se vaya permitiendo la vuelta, aunque aún no se sabe formalmente cómo se aplicará”.

 

“En provincia venimos trabajando en protocolos hace ya un tiempo, junto al Ministerio de Educación, políticas universitarias y todos los claustros. Sabemos que las realidades epidemiológicas varían según los distintos”, señaló Calzoni, y remarcó que “la Universidad ya tiene diseñado un protocolo que es similar al de las demás, evitando la concentración de personas, marcando distancias y elementos de higiene”.

 

También consideró que “la vuelta será escalonada” apuntando a “un tercio de la capacidad total de las aulas” y que se dará prioridad a las materias de “laboratorio que mediante la virtualidad es muy difícil mantener. También es probable que se establezca una bimodalidad”.

 

Por último ,remarcó que “hay carreras» en las que se mantuvo «el nivel de retención de estudiantes, en otras bajó cerca de un 20%, pero en términos generales, las clases» a través de la modalidad virtual salieron «mejor» de lo que esperaban «en marzo o abril”.

 

En tanto, Roberto Tassara rector de la Universidad Nacional del Centro (UNICEN), explicó que conocida la información lo evaluarán al interior de la casa de altos estudios y a más tardar para el martes habrá una respuesta sobre cómo continúa el proceso educativo. Además se evaluará la situación sanitaria en Azul, Olavarría, Tandil y Quequén. (DIB)

 

Noticas relacionadas